nsvenningsen41devine64


Wannabee

4 Following 0 Followers 0 Helpful Vote

nsvenningsen41devine64

Not selected

ABOUT ME

SOCIAL MEDIA PRESENCE

BASIC INFORMATION

electricista santa pola gran https://www.storeboard.com/blogs/member/ALEXTORRES https://www.goodreads.com/topic/show/20931251-servicio-24-horas-electricidad-industrial?tab=author https://freesound.org/people/suau3/ Electricista Barcelona Www Instalador Electricista Barcelona Com Maroto ha comparecido durante algo más de una hora ante el fiscal Javier Calparsoro en el Palacio de Justicia de Bilbao, a donde ha llegado caminando a las 8:30 horas de la mañana. Según la investigación, que fue realizada por una organización independiente de la Universidad de Georgetown, Pinochet en persona ordenó que se frenaran las pesquisas para determinar la responsabilidad de los hechos ocurridos el 2 de julio de 1986, cuando patrullas militares quemaron con gasolina a Carmen Gloria Quintana y Rodrigo Rojas. Según explicó Peter Kornbluh, responsable de la investigación, aunque estos cables llevan desclasificados más de una década, adquieren especial relevancia ahora que la Justicia chilena ha reabierto el caso,29 años después de los sucesos. Fernández Dittus se comunicó con tres oficiales de Inteligencia, que llegaron en un camión militar. El primero de los informes confidenciales fue enviado el 8 de julio de 1986, dos días después de la muerte de Rodrigo Rojas De Negri, desde la embajada de Chile al Departamento de Estado, en el cual ya se habla de que el joven fotógrafo fue quemado de forma deliberada por soldados”. Las instrucciones para mentir en el juzgado fueron dadas por Fernández Dittus y Castañer, agrega el ex conscripto. Médicos en la Posta Central afirman que el director de la Posta obstruyó el traslado de Rojas a una clínica mejor equipada para tratarlo”, indica el documento. Agrega que el director médico del centro asistencial, identificado como ‘el doctor Guzmán', escribió una nota en el historial médico (de Rojas) ordenando que no recibiera visitas debido a los problemas legales de su caso y de Quintana, y que tampoco debía ser trasladado”. El caso se archivó el 10 de noviembre de 1987, y se desarchivó el 30 de junio de 2006. El esquema de protección a criminales que aún opera al interior de los cuarteles, revelado por el conscripto que destapó el caso quemados, se mantiene con la complicidad de todos los mandos de las fuerzas armadas. Una red para mantener la impunidad en las violaciones a los derechos humanos en dictadura que también podría estar operando fuera de los cuarteles. El procesamiento de siete militares en retiro por haber quemado a dos jóvenes opositores a la dictadura vuelve a traer a la conciencia de los chilenos el drama de asesinatos, torturas y muertes de compatriotas perpetrados durante la dictadura y mantenidos en la impunidad por los pactos de la transición. También es acusado de cómplice Sergio Hernández, conductor del camión militar que participó de la operación. Desde mayo de 1983, cuando comenzaron masivas protestas contra la dictadura de Pinochet, la estabilidad del régimen era cada vez más resquebrajada. Mientras trataban de apagarse las llamas eran golpeados por los conscriptos con sus culatas. En las últimas horas se sumó el testimonio de otro ex conscripto Pedro Franco Rivas, quien reafirma que tras quemar a los jóvenes Rodrigo Rojas de Negri y Carmen Gloria Quintana, los conscriptos fueron trasladados a Peldehue, donde fueron presionados para declarar que todo lo ocurrido era un accidente”. Para los días 2 y 3 de julio de 1986, un frente amplio de sindicatos, federaciones estudiantiles, colegios profesionales y otras organizaciones, convocaron a una nueva protesta. El suyo no es un liderazgo que se caracteriza por el purismo ideológico la demagogia fácil. La respuesta de la dictadura fue militarizar las principales ciudades con la Unidad Fundamental Antisubversiva (UFA), cuya performance en los fríos días de Santiago era salir con el rostro pintado, uniforme de combate y fusiles listos para disparar. Carmen Gloria de 18 años y Rodrigo de 19, quien acompañaba con su cámara fotográfica a un grupo de jóvenes que planeaba hacer una barricada. La primera jornada del paro nacional de ese mes de julio, dos patrullas de soldados a cargo del teniente Pedro Fernández Dittus y Julio Castañer, encontraron en las proximidades de la Universidad de Santiago a dos jóvenes. Carmen Gloria y Rodrigo inconscientes fueron subidos en frazadas en la camioneta militar y abandonados en un camino rural de Quilicura. El impacto del caso provoca que en la tarde de ese día, el Departamento de Relaciones Públicas del Ejército desmienta categóricamente la participación de sus miembros en los hechos aludidos”. Casi una semana después producto de las quemaduras muere Rodrigo, a quien su madre, Verónica De Negri, en sus últimas horas debido a todo su cuerpo quemado, sólo podía acariciarlo en los pies. La precariedad del sistema público de salud bajo la dictadura no tenía las condiciones para mantenerlos con vida en la Posta Central. Carmen Gloria logró sobrevivir, pero quedaría con el rostro desfigurado, transformando su imagen en un símbolo de la represión de Pinochet. El mismo día otro testigo es secuestrado por dos civiles que los conminan a cambiar su testimonio. Sería el primer condenado por derechos humanos en salir libre por cumplir su condena. En agosto de 1986, el fiscal militar arresta al testigo Pedro Martínez Pradenas, quien es procesado por la Ley de Control de Armas, ya que el fiscal militar consideró que había estado entre los manifestantes que portaban artefactos incendiarios. En septiembre es procesado el abogado querellante, Héctor Salazar, por haber declarado que creo que el alto mando del Ejército de Chile le debe a los tribunales y al país la verdad”. El 25 de febrero de 1997, Fernández Dittus queda en libertad tras haber permanecido poco más de un año en el penal de Punta Peuco. En agosto de 1988 el fiscal militar, Erwin Blanco, dicta una condena de 300 días de cárcel contra Fernández Dittus por no haber trasladado las víctimas a un hospital. En la declaración dada al juez recientemente dice que recuerda que llovió y yo me subí al carro de la Carmen Gloria con todas mis ganas de decirle ‘estos hueones fueron los que te quemaron'”. Las declaraciones ya estaban preparadas y se les mostró una maqueta del lugar para así reafirmar la versión oficial. Estuvieron 27 horas declarando ante la actuaria y se les pidió demorarla al máximo para cansarlos. Todos los militares que participaron en la acción, incluidos los 17 conscriptos, quince días después de los hechos fueron trasladados hasta el Fuerte Arteaga en Colina, donde se les instruyó para enfrentarse al juez. Incluso se les instruyó que cuando estuvieran frente a Carmen Gloria, teníamos que intimarla con la mirada, y si veíamos que alguno de nosotros estaba nervioso, uno de los extremos tenía que fingir un desmayo”- cuenta Guzmán, quien reconoce que Rodrigo nunca portó una bomba y que fue un invento del Ejército para justificar su actuar”. Luego recibió varias amenazas, lo iban a buscar varias veces y lo llevaban esposado hasta el regimiento Los Libertadores. La confesión del ex conscripto evidencia una vieja sospecha de las agrupaciones de detenidos desaparecidos: La existencia de un pacto de silencio que protege a la mayoría de los involucrados en violaciones a los derechos humanos ocurridas durante los 17 años de dictadura. Si bien hasta ahora se sospechaba de un pacto tácito entre los implicados, la declaración de Guzmán da cuenta de que toda la estructura institucional del Ejército de Chile para hacer frente al caso quemados se implicó para mantener un manto de silencio e impunidad. El Regimiento de Caballería Blindada N° 10 Libertadores, donde pertenecían los militares que participaron en el ataque a los jóvenes, fue el centro operativo de lo que perfectamente es una asociación ilícita. Y eso que dos años antes había atropellado y matado a una empleada doméstica, caso por el cual fue indultado por Pinochet. El oficial tras ingresar a Punta Peuco en 1996, comenzó a recibir una pensión por una invalidez denominada estrés post guerra” como víctima de padecimientos en actos de servicios”, lo que aumentaba casi el doble su jubilación. Y no únicamente para nosotros, sino para el ejército mismo, porque yo no echo en el mismo canasto a todo el ejército.

OUR WEDDING

Date
Season
Registered
Role
Colors
Hashtag
Theme
Location
Honeymoon
Setting
No. of Guests

OUR ENGAGEMENT

Engagement
 
Location
 
Cut
 
Stone
 

SIGNIFICANT OTHER

Where did you meet?
 
How long have you been together?
 
My silliest nick/pet name for SO
 
Our favorite type of date night
 
Our favorite date food
 
Find Amazing Vendors